diciembre 20, 2012

Y Alí Primera nos cantaba

Si los ciudadanos son unos completos incapaces con respecto a poder manejar responsablemente su cuota parte de las resultas petrolera, digamos unos 200 dólares por mes, como sostiene la inmensa mayoría de nuestros políticos, pues tampoco deberían estar capacitados para la muchísimo más difícil tarea de saber elegir bien a quien habrá de administrar todas sus resultas. 
Yo sí creo al pueblo más capaz de sembrar cada quien sus resultas petroleras mejor que los engreídos políticos y gobernantes nuestros… y estoy seguro que Alí Primera, de estar vivo, así también lo creería... ahora más que nunca. 
Y Alí Primera nos cantaba: 
“Vámonos pa´allá vamos a su encuentro”… por cuanto “trae en la gualdrapa un arsenal de cariño para sembrar en la patria”. 
¿“Arsenal de cariño”? Y ustedes saben muy bien que de estar Alí Primera vivo, de seguro estaría cantándonos… “¡Yo te aviso chirulí! Lo que los aspirantes a Neo-Padres de la Patria traen en la gualdrapa son nuestras propias resultas petroleras, y las cuales creen, o por lo menos las reparten y negocian, como si fuesen de ellos.” 
¿“Sembrar en la patria”? Y ustedes saben muy bien que de estar Alí Primera vivo, de seguro estaría cantándonos… “¡Yo te aviso chirulí!” Y sin necesidad de más explicaciones. 
Y Alí Primera nos cantaba: 
“La Patria es una mujer, y el regreso para amarla, contra los que se desvelan tan solo por disfrutarla y en vez de darle caricias, lo que hacen es manosearla”. 
Y ustedes saben muy bien que de estar Alí Primera vivo, de seguro que no estaría describiendo nuestra Patria en términos de una mujer amada a punta de caricias y para nada manoseada. 
Y Alí Primera nos cantaba: 
Niño: "No es verdad Simón Bolívar que al hacer tu juramento histórico en Monte Sacro, no pensasteis que tu brazo hoy se sintiera cansado de tantos que se han colgado para escudarse en tu nombre." 
Bolívar: "Hay razón en lo que dices, yo frente a Simón Rodríguez juré liberar a mi patria y tal vez por inocencia no la soñé gobernada por indignos de mi herencia." 
Y ustedes saben muy bien que de estar Alí Primera vivo, de seguro que no estaría describiendo a nuestro país como una nación liberada de indignos gobernantes que se escudan en el nombre de Bolívar. 
Y Alí Primera nos cantaba 
"Madera olorosa a jazmín café, madera preciosa, preciosa madera, haremos una mano con esa madera, para golpear bien fuerte a quien desde siempre golpea y golpea nos golpea" 
Y ustedes saben muy bien que de estar Alí Primera vivo, de seguro que ya hubiese descubierto que con lo que desde siempre nos golpean, es con la chequera de esa cuenta que contiene nuestras resultas petroleras y que el cacique de turno maneja a su antojo de acuerdo a sus ocurrencias. 
Y Alí Primera nos cantaba 
“‘Ahora que el petróleo es nuestro’, viva la soberanía, que tal señor presidente, si se convierte en comía. 
No lo digo por manía, ni porque me dé la gana, pero el pueblo compañero, tiene un hambre soberana. 
‘Ahora que el petróleo es nuestro’, izaron el pabellón, subieron las caraotas las tajadas y el arroz.” 
Pero Ali Primera, de estar vivo, quizás cantaría conmigo… “¿Ahora que el petróleo es nuestro? ¡Yo te aviso chirulí! Qué tal pueblo compañero, si vamos y lo hacemos nuestro de verdad.” 
¿Hemos de nuevo en Venezuela elegir a un cacique para entregarle nuestras resultas petroleras para que las administre, para que lo endiosemos y se vuelva un engreído sabelotodo? ¿Es que somos tan cobardes que no nos atrevemos a aprender?
El Universal

La chequera con nuestras resultas petroleras en manos del Estado, es la que “desde siempre golpea y golpea, nos golpea”

diciembre 13, 2012

¿Y vamos a seguir en esta peleadera?

Hay innumerable artículos que especulan sobre qué pasaría si el enfermo no mejora y, si aun absolutamente todos estos, de lado y lado, tuviesen razón, por imposible que eso sea, la verdad es que en un país tan dividido como el nuestro, todos, de todas formas, vamos presos. 
El actual cacique de turno, sin duda alguien con unas características muy extrañas, entre otras una gran capacidad comunicacional para explotar los complejos complejos de nuestra psiquis nacional, catapulto de manera irresponsable el nivel de conflictividad en nuestro país. 
Ayudado por nuestras abundantes resultas petroleras logró conseguirse tanto el amor y el apoyo de millones de buenos corazones venezolanos, así como por supuesto el apoyo de los tantos pon-me-donde-haya aprovechadores de siempre. Pero, con sus políticas de subdesarrollo, y su omnímoda e irritante autosuficiencia, también causo que otros millones de buenos corazones venezolanos lo detesten, hasta más no poder. 
Y ahora, aún cuando ese cacique tenía designios para que su turno fuese eterno, parecería que el país debe acostumbrarse a su ausencia. Pero, antes de preguntarse sobre quienes deben ser los candidatos a ser el próximo cacique de turno, el país debería comenzar por responder a sí mismo, si quiere o no quiere seguir en esta estúpida peleadera hecha peladera. 
Y no hay duda que todos, por lo menos en nuestros adentros, sabemos muy bien que no tiene nada de patriótico o lógico el mantener el país dividido. ¿Qué hacer? 
No sugiero saberlo, pero si me gustaría comenzar por encuestas que buscan conocer quién de la variada oposición les parece menos malo a los que están con el cacique de turno, el enfermo, y quién, entre todo el variado chavismo, les parece menos malo a los de la oposición: 
¿Si usted oposicionista naufragase con su familia en una isla donde solo viven chavistas, a quien preferiría como cacique de turno, a Nicolás Maduro, a Diosdado Cabello, u otro, u otra? 
¿Si usted chavista naufragase con su familia en una isla donde solo viven oposicionistas, a quien preferiría como cacique de turno, a Henrique Capriles, a Pablo Pérez, u otro, u otra? 
El solo hecho de responder sobre quien puede para uno ser el menos horrible entre los horripilantes, da lugar a un espacio de reflexión y amplitud que por los momentos no existe. 
Y luego incitaría a los dos titulares del “menos horrible entre los horripilantes”, a que se tomen juntos unas cervecitas para simplemente conversar sobre el qué hacer con ese activo, o ese pasivo político, que comparten. 
¿Sugiero yo un país gobernado por alguien “alguito menos horrible que horripilante”? ¡No! Quiero algo mucho mejor. Pero la verdad es que si alguien nos preguntase: “¿Les hubiere gustado tener caciques alguito menos horribles que horripilantes?” Igual les hubiésemos contestado “¡Sí! ¡Porfa! ¡Siempre es mejor quedar menos fallos!” 
Ustedes conocen que la ruta de unificación nacional que prefiero, es aquella de unirnos los ciudadanos alrededor de la responsabilidad individual de cada quien en sembrar sus propias resultas petroleras. Lamentablemente esa posibilidad sí que se enfrenta a un sólido frente unido, formado por todos los políticos, de lado y lado; quienes rehúsan aceptar que se les quite su manguangua de manejar políticamente nuestras resultas petroleras… y la que defienden con su insolente consigna del: “Voten por mí, yo sé mucho más de lo que les conviene a ustedes y a sus familias de lo que ustedes mismos saben”.

noviembre 29, 2012

¡Uyuyuy!

Leo al funcionario Barroso de Cadivi decir: "se ha incrementado las solicitudes para viajes, y dentro de ese auge, se ha detectado casos irregulares con casi 90 mil personas que han obtenido divisas, mas no viajado"... y no puedo dejar de pensar en la posibilidad de que esos irregulares puedan haberle dado un uso mucho más productivo para el país a esas divisas, que viajando. 
El funcionario Barroso explicó "es una estructura de crimen organizado que está tratando de captar personas por una cantidad pírrica de dinero"... y no puedo dejar de pensar en "bueno, mejor pírrico que nada". 
El funcionario Barroso recordó que personas que incurran en delitos de este tipo pueden ser sancionados con pena de cárcel entre 3 y 7 años, de acuerdo a la Ley Contra los Ilícitos Cambiarios... y no puedo dejar de pensar en nuestras cárceles... o en la posibilidad de que quienes más merecen estar en la cárcel (por supuesto no en cárceles inhumanas) son aquellos quienes mantienen este subsidio inmoral, para que los venezolanos que tengan los recursos, puedan viajar más barato al exterior. 
De ser gobierno, y tener que disponer de esas divisas a nombre de mis paisanos, Dios me libre de tal responsabilidad, analizaría la posibilidad de entregarle unos cuantos dólares a cada turista extranjero, por cada boleto de viaje a Venezuela y por cada noche que pase en una habitación hotelera en nuestro país. Eso por lo menos podría ayudar a muchos conseguir unos empleos turísticos, que les permita soñar con viajar, sin restarles nada a otros, y sin debérselo al cacique de turno.
Un amigo, un furibundo oposicionista, con cuyas opiniones a veces disiento, pero a quien me une un fuerte amor por Venezuela, en un foro expresó lo siguiente con respecto a la reciente y notoria tragedia carcelaria, una de tantas. 
"No sé ustedes amigos, pero lo que soy yo me he sentido profundamente indignado durante ya catorce años. La indignación no es cuestión de días o semanas. En nuestra Venezuela de hoy o somos rebeldes, o somos cómplices, no hay término medio. Quienes guardan silencio frente a este delito son cómplices. ¿O es que aceptan una definición selectiva de lo que es inmoralidad?
Contesté: "La verdad sea dicha, yo llevo pronto como 40 años de indignado; desde esa vez en 1974, en el Fondo de Inversiones de Venezuela, como gerente de Diversificación, cuando se me ordenó un lunes preparar el análisis del Plan IV de Sidor, con inversiones por 2 mil millones de dólares, y tenerlo listo para su aprobación, el viernes. 
Cada sociedad aprende aceptar mucho de lo que no debería aceptar, a causa de lo que podemos llamar "hechos o realidades de la vida". Una sociedad que concentra el poder en el Gobierno tanto como lo hacemos nosotros, tiene por supuesto una muchísima mayor cantidad de "hechos o realidades de la vida", y lo cual causa que igual acepte muchas más cosas de las inaceptables, comparado con una sociedad donde el poder se encuentra más disperso". 
¿Cómo es posible que aceptemos vivir para siempre en un sistema donde nos autodeclaramos inmaduros para manejar nuestras propias resultas petroleras? ¿O es que estamos subyugados hasta los tuétanos? 
¡Uyuyuy! Si al vecino le va mejor... de seguro que está con el Gobierno. Imagínense si fuese por cuanto sepa sembrar sus resultas petroleras mejor que yo... ¿quién lo aguantaría? ¡Yo no! ¡Qué va, la vida es demasiado corta para responsabilizarse! ¡A mí que no me quiten ni mis pañales, ni mi niñera, ni mi teterito Cadivi!".

noviembre 01, 2012

Extraigo lo siguiente del "Informe Sobre Desarrollo Mundial 2013" del Banco Mundial.
"En 1993, el primer año para el que existen datos confiables sobre Vietnam, más del 70 % del empleo era agrícola, el 58 % de la población vivía en la pobreza, y el hambre siempre acechaba.
Dos décadas después, Vietnam es el segundo exportador mundial de arroz, el segundo mayor exportador de café, el mayor exportador de pimienta; y un importante exportador de caucho, nueces y productos del mar. Para 2006, ya la pobreza había bajado al 16%, la más rápida reducción de pobreza jamás registrada.
La transformación de Vietnam de una economía agraria ineficiente en una potencia exportadora, se inició con una reforma agraria. A finales de 1980 y principios de 1990, el país abandona la colectivización y permite a las autoridades locales redistribuir las tierras comunales a hogares individuales, extendiéndoles derechos de usufructo. La devolución de las tierras a las familias rurales era notablemente igualitaria, especialmente en el norte de Vietnam.
Para 1993, los derechos de usufructo sobre la tierra podrían ya ser legalmente transferidos, hipotecados y heredados. La reforma agraria formó parte de un paquete amplio de reformas, "Doi Moi", que llevo a Vietnam de ser una economía de planificación central, a una economía de mercado con orientación socialista.
El paquete incluyó la eliminación gradual de barreras a la entrada en la mayoría de los sectores, incluyendo la comercialización de los productos agrícolas. La competencia acercó los precios al productor de productos agrícolas a los precios internacionales. Combinado con un fuerte énfasis en la extensión agrícola, la reforma agraria y la desregulación, condujeron al rápido crecimiento de la productividad agrícola en parcelas muy pequeñas.
Simultáneamente se implementó políticas destinadas a crear empleos distintos a los de la agricultura. Vietnam abrió oportunidades a inversores extranjeros; primero en sectores como la explotación de los recursos naturales y manufacturas ligeras, y luego, de manera más amplia en el contexto de su adhesión, en 2007, a la Organización Mundial del Comercio (OMC). Para 2007, ya las inversiones extranjeras directas superaban el 8 por ciento del PIB.
Inicialmente, debido a la complejidad de un sistema legal aún en transición, los inversores se asociaban con empresas de propiedad estatal. Pero tales empresas estatales habían también sido gradualmente flexibilizadas y autorizadas para tomar sus propias decisiones comerciales; y muchas fueron total o parcialmente vendidas a inversionistas privados. Para cambios de siglo, ya las inversiones nuevas, "greenfield", se habían convertido en la norma, especialmente en sectores como prendas de vestir, calzado, electrodomésticos y electrónica de consumo. Las empresas de tales sectores emplean muchos trabajadores.
Siguen existiendo importantes desafíos, pero Vietnam es ahora una economía en rápido proceso de urbanización, un testimonio de su éxito. Dos décadas de progreso acelerado elevó a Vietnam de la categoría de países menos desarrollados, a una de renta media-baja economía, con perspectivas de crecimiento optimistas". Fin de citas del reporte.
Vale la pena comparar esos resultados de Vietnam con los pobres resultados obtenidos en Venezuela, producidos por el retraso mental producido por un comunismo siempre atrasado, y todo en medio de la más increíble bonanza de ingresos para el Estado.

octubre 25, 2012

La inmoral distribución del petróleo

En Venezuela el impuesto sobre la renta petrolera del ciudadano es el 100 por ciento, y es retenido en el origen.

Supongamos una familia adinerada venezolana, padre, madre, dos hijos y dos carros.

Si esa familia toda hizo un viaje a Europa, y utilizó sus cupos Cadivi, tuvo acceso a unos 12 mil dólares a la tasa oficial, lo cual implicó un regalito oculto mínimo de unos 6 mil dólares en el año.

Si esa familia llenó el tanque de sus carros una vez por semana, también recibió durante ese año, en valor gasolina, otro regalito oculto por 4 mil dólares.

¡10 mil dólares! ¿Cuánto recibe una familia de esas que no puede ni soñar con un carro, y mucho menos de viajar a Europa? ¿Así esté cobrando en todas las misiones?
Somos un país de enfermos tan enfermos que quienes reciben los "regalitos ocultos" ni se dan cuenta, o no quieren darse cuenta o casi los consideran su derecho y, si se dan cuenta, no creen que eso les vaya a costar algo, en por ejemplo tener un país inmensamente inferior.
La semana pasada un venezolano, supongo, calculó y me comentó lo siguiente "Viagra gratis...pa' todo el mundo", y en el cual otra vez pregonaba la repartición directa de las resultas petroleras a los ciudadanos:
"3.000.000 barriles por día a $100 por 365 días son $109.500.000.000 y lo cual, entre 30 millones de habitantes, da $3.650 por habitante por año. Jamás había visto que piches $3.650 anuales dieran para tanta paja".
$3.650 dólares anuales por habitante, $14.660 para esa familia que no puede ni soñar con un carro y mucho menos de viajar a Europa... ¿y eso lo considera como unos piches dólares y paja"
O ese comentarista es un plutócrata mayor para quien tal monto es una insignificancia, o es uno de esos tantísimos venezolanos que prefieren jugarse sus $3.650 anuales a la posibilidad de que, con sus contactos y un poco de mano izquierda, logren extraerle muchísimo más al cacique. O, esperemos, que simplemente no entienda de cifras ¡Francamente!
La mayoría de la oposición decidió que para la reciente elección, la opción demagogia contra demagogia, promesa contra promesa, era la alternativa que más podría facilitarles un triunfo que consideraban necesario; ante nada por cuanto el cacique actual y sus jefecillos aparte de ser ultra demagogos izquierdistas son además unos pésimos gobernantes.
Pero, una vez derrotada esa opción, entre otros por cuanto la sola posesión de la chequera hace casi imbatible a quien ocupa el cacicato les pregunto: ¿cuánto tiempo necesitamos para que la oposición comience a transitar por la vía de empuñar las verdades en contra de la demagogia?
Lleven estas verdades, y la posibilidad de entregar las resultas petroleras a esas familias pobres, y verán cómo podemos cambiar las realidades políticas de nuestro país... así sea que se pierdan unos cuantos votos de adinerados beneficiados en el camino.

PS. Vi un reciente video donde el cacique de turno regañaba. Cómo me he reído. "Esto es una orden"... le decía el cacique a sus jefecitos, preguntándose porque no eran capaces de obedecerle... igualito como yo me pregunto cómo mi nieta de un año no es capaz de obedecer mis estrictas órdenes, y más bien parece tirarme trompetillas. Oye cacique, bienvenido al club de los ilusos.

octubre 11, 2012

Claro que me hubiese gustado verlo ganar

¿Qué si me hubiese gustado ver Henrique Capriles Radonski ganar? Por supuesto que sí. Qué pregunta más tonta. 
Pero no ganó, lo cual no quiere decir que perdió. ¿Pero quién expone el país a pagar con miles de vidas de venezolanos, solo para evitar el leve retraso de una transición obligada? Nuestros muy reales seis millones y medio de votos, se encontraban en manos responsables, y no en esas manos sobre las cuales el cacique le mentía a los suyos. 
Y como siempre recibí preguntas sobre fraude, y como siempre respondí: "en un país donde más del 98 por ciento de los ingresos por exportaciones son entregados a un cacique, a ser manejadas a su pleno antojo, la democracia de por sí ya es fraudulenta". 
Me hubiese gustado ver a Henrique ganar... pero por lo menos ahora el destinatario de las próximas facturas, será quien las originó. Solo para comenzar, ya la macrodevaluación debe estar a la vuelta de la esquina. 
Me hubiese gustado ver a Henrique ganar... pero ahora ese candidato nuestro, hecho líder, podrá dedicar más tiempo a explicar las verdades necesarias, que al ser solo otro obligado vendedor de promesas incumplibles... o de promesas que ni siquiera deberían cumplirse. 
Me hubiese gustado ver a Henrique ganar... pero por lo menos ahora él no será el detonante de la crisis, y podrá guardar las fuerzas necesarias para ayudar en su solución. No se olviden que para quien el horizonte vital es un día, y se levanta para conseguir comida antes de la noche, las culpas del ayer son absolutamente irrelevantes. 
Me hubiese gustado ver a Henrique ganar... pero ahora él tendrá más tiempo de colocarse en una bomba de gasolina y explicarle a todos, que ahí, en gasolina regalada, el país gasta más que en todas las misiones juntas. 
Me hubiese gustado ver a Henrique ganar... pero ahora él tendrá más tiempo para contarles a los tres millones de venezolanos a los cuales se les ha prometido una vivienda, el cuento de ese vil cuento. 
Me hubiese gustado ver a Henrique ganar... pero ahora yo, en lugar de haberme quizás tenido que convertirme en su oposición, de repente me convierto en uno de sus firmes seguidores, aún cuando, la verdad sea dicha, no estoy seguro que a Henrique le convenga tener como seguidor, a un irreverente opinador como yo. 
Recientemente leí una cita de alguien diciendo que Polonia se dividía entre los que se creen intelectualmente superiores y quienes se creen moralmente superiores. En Venezuela parecería que la división más bien se encuentra entre quienes se creen intelectual y moralmente superiores, y a quienes eso no les importa un bledo, por cuanto mantienen, a veces por absoluta necesidad, los ojos fijos en la chequera con nuestras resultas petroleras. 
Amigo líder Henrique, ayude a repartir a la ciudadanía las resultas petroleras de manera tal que tengamos posibilidades de llegar a ser una democracia real, y para que, cuando seas electo, lo cual lo serás, puedas ser un presidente verdadero y no solo otro cacique... que de esos ya hemos tenido más que suficientes. 
PS. Art.232. "Cuando se produce la falta absoluta... antes de tomar posesión o durante los primeros cuatro años del periodo constitucional, se procederá a una nueva elección universal directa y secreta dentro de los 30 días consecutivos siguientes"... ¿Solo 30 días, para acuerdos y evitar enredos? Debemos mantener a Henrique Capriles calentando el brazo, por el tiempo que sea necesario. Y por supuesto protegerlo mucho, candidatos y lideres como él hay pocos.

octubre 04, 2012

El país, del resto de nuestros días

De eso es de lo que trata las elecciones del próximo domingo. Siempre puede ocurrir mucho, especialmente considerando la mortalidad del hombre, o posibles desfiguraciones que resulten de una mega crisis económica, pero, de lo que es un cambio de rumbo para nuestro país, por la vía democrática, o eso ocurre el próximo domingo, o no lo veo ocurriendo durante el resto de nuestros días.
Y detesto la posibilidad que mi país, en el siglo XXI, se siga hundiendo en los recónditos más oscuros del siglo XIX, a cuenta de haber caído en manos de unos resentidos simplones con sus egos y poderes inflados por la chequera con nuestras resultas petroleras.
Oigo a cada rato hablar sobre la participación ciudadana en el proceso democrático, pero, si eso no incluye una significativa participación ciudadana directa en la decisión del qué hacer con nuestras resultas petroleras, cuando éstas son inmensas... todo termina en una farsa bufa.
Y en una Venezuela con tantas necesidades, cuando el de los larguísimos catorce, no encuentra otro discurso que la tan gastada necesidad de evitar que los burgueses apátridas regresen a quitarle a él y a sus compañeritos su manguangua petrolera, esa a la que insolentemente llama patria, eso evidencia que se sabe perdido, y anda asustadito, como pidiendo clemencia.
Amigos, el próximo domingo 7, nos deseo a todos un feliz abrir la ventana, por cuanto el sofoco ya no se aguanta. El aire fresco es indispensable para un buen, o por lo menos mucho mejor, resto de nuestros días. Ya basta de anocheceres, necesitamos amaneceres.
Y les recuerdo a nuestros jóvenes que, el "resto de nuestros días", representa un "resto" mucho más largo para ellos que para nosotros.
No obstante, necesito reiterarles que para lograr un aire sostenidamente fresco, necesitamos evitar a como dé lugar que las resultas petroleras se concentren en pocas manos. Ya, estos años deberían habernos enseñado, más que de sobra, que la prioridad política número uno de todos los venezolanos, es la de no tener que situarnos de nuevo, por enésima vez, en una servidumbre al servicio de dictaduras petroleras... por primitivas o por sofisticadas, por vulgares o por elegantes que éstas sean.
Pues sí, igualmente detesto la posibilidad de que mi país, en el siglo XXI o el siglo XXII, pueda volver a caer en los recónditos más oscuros del siglo XIX, a cuenta de nuevamente caer en manos de unos resentidos simplones con sus egos y poderes inflados por la chequera de nuestras resultas petroleras.
Gobernar tiene que ser más que firmar chequecitos con el dinero de nuestras resultas petroleras, para por ejemplo comprar aviones o satélites. Gobernar es responsabilizarse por cada bolívar nuestro con los que se quedan, o los que les pagamos en impuestos.
Henrique Capriles Radonski, permítame felicitarlo por una campaña verdaderamente admirable... me quito la gorra. Y sepa Usted que el domingo votaré entusiasmadamente por usted, así sea aun cuando en mi opinión supo expresar algo mejor las razones por las cuales no votar por el otro... que las del votar por Usted.
Cuente Usted con mi más sincero apoyo... y con mi más sincera oposición. Deseo profundamente conocer, por el resto de mi vida, que mi voto ayudó a triunfar a una gestión que resultó mucho más que una simple aspirina, un mientras tanto, un hasta que ocurra la próxima tragedia... en otras palabras, que mi voto ayudó a triunfar una gestión que resultó transformadora y constructora de mi nación.

septiembre 20, 2012

Si hay fraude, que sea un mega-fraude

Yo siempre me sorprendo como quienes más dicen preocuparse por el ambiente, frecuentemente son los más dispuestos a malgastar escasos recursos en salvar el ambiente, cuando deberían ser los más interesados en que los recursos que nos son escasos, se inviertan de la manera más eficiente posible en tal tarea.
De la misma manera siempre me sorprende como quienes más dicen "saber" que se cometerá un fraude electoral, pregonan el no votar, promoviendo así la posibilidad de una victoria electoral oficialista sin fraude. ¡NO! Si es que habrá fraude, que no les alcance con resucitar unos pocos muertos para que voten por ahí en Sabaneta, sino que tengan que cometer un fraude de una magnitud tan grande que se les dificulte ocultar.
Hace pocas semanas la Comisión de Valores de Estados Unidos, SEC, anuncio el primer pago de un nuevo programa para recompensar a las personas que le proveen de evidencias sobre fraudes.
"El programa de los denunciantes ya se está convirtiendo en un éxito... Estamos recibiendo pistas de alta calidad que le están salvando a nuestros investigadores mucho tiempo y recursos" declaró Mary L. Schapiro, la máxima autoridad del SEC.
Y otro vocero afirmó: "El ganador del premio proporcionó documentos y otra información importante que permite la investigación de SEC seguir avanzando a un ritmo acelerado y así prevenir que el fraude atrape nuevas víctimas".
En vista de lo anterior, se me ocurre que al actual hacendado de la república petrolera de Venezuela, y quien supongo no quisiera ver su nombre o su gestión "revolucionaria" empañada por descubrirse un fraude electoral gigantesco y que pueda haber sido promovido tras su espalda por quienes por amor lo quieren ayudar, le convendría mucho instaurar este tipo de plan de recompensa.
Imagínense que se designe un tribunal internacional independiente, a toda prueba de credibilidad política, y en éste se depositase 50 millones de dólares para recompensar a quienes presenten pruebas exhaustivas de estarse cometiendo, o haberse cometido, un fraude electoral de suficiente importancia como para alterar los resultados. Claro está, tampoco queremos que unos pocos muertos resucitados votando por ahí en Sabaneta, llegasen a empañar la legitimidad de la democracia venezolana... y mucho menos tener que pagar 50 millones de dólares por ese dato.
¿No creen que con eso se le callaría bastante la boca a los tantos dudosos que con o sin razón merodean por ahí? ¿Por cierto, qué dice el CNE? ¿Se atreve a confiar en sí mismo?
En las circunstancias actuales, o mejor dicho, siempre, la credibilidad del proceso electoral en Venezuela vale más que unos millones de dólares que habría que pagar si hay denunciantes cuyas denuncias salvasen al proceso electoral de un malvado fraude o por lo menos lo desnudasen.
Es más la existencia de un fondo de investigación de procesos electorales a nivel continental creo que le daría más tranquilidad a todos los que son electos de verdad, de poder sentarse a conversar con otros electos de verdad, y no con unos simples tramposos.
Ya sé lo que me van a objetar... "Aquí no había ningún fraude, pero cómo el Sr. Kurowski hizo del denunciar un fraude electoral un gran negocio, a alguien se le ocurrió inventar un mega fraude, y el inventor y el denunciante fueron fifty-fifty.

septiembre 06, 2012

Esto poco me convence

¡Aguántense ahí! No se me preocupen. El 7 de Octubre votaré por Henrique Capriles, con entusiasmo y sin dudas. 
Lo haré aún cuando lo que dice dista de convencerme, por cuanto sé tener mejor posibilidades de dialogar con él, que con un cacique cansado amante de su propia voz, y quién para comenzar mucho menos me convence… especialmente por las demasiadas evidencias provistas por un turno de 14 años, el cual se nos ha hecho eterno. 
Y, como llevo tiempo diciendo, sé que Henrique Capriles será el ganador, por la sencilla razón de que una cierta falta de ilusión, mata menos las ganas de votar que una desilusión cierta. 
De reojo observe una cuña oficial donde un joven emprendedor expresaba la satisfacción por haber obtenido un crédito, con un “¡Qué bonito es cuando confían en uno!”. 
Y candidatos, quienes les exigen a los ciudadanos votantes la ciega confianza de entregarles todas las resultas petroleras para gobernárselas, pero no son capaces de confiar en la capacidad de esos mismos ciudadanos de poder manejar bien su propia pequeña cuota parte de tales resultas, simplemente jamás me podrán convencer. 
Ya quisiera que cada uno de los venezolanos, especialmente aquel viejito hambriento y abandonado que sentado en una esquina mendiga favores, sacase la cuenta de cuánto fue el monto de su cuota parte de resultas petroleras qué, durante su vida, le confió a sus gobernantes. 
Ya quisiera que cada uno de esos gobernantes, creyéndose tan importantes ellos, se atrevan a sacar la cuenta de lo poco que hicieron con las resultas petroleras que los venezolanos les confiaron, especialmente aquellos viejitos hambrientos y abandonados sentados en las esquinas mendigando favores. 
De que aquí nadie le confió esas resultas a los gobernantes… y simplemente son del gobierno para manejar… ¡No! Nuestra ignorancia no nos exime de culpa. Nosotros se las hemos confiado, no por comisión sino por omisión. Y es hora de dejarnos de tal infantilidad… así sea sólo comenzando por cada uno de nosotros exigirles un recibo individual de cuanto les hemos entregado en el año. 
Les pregunto: ¿Cómo es que lo que se conoce como la derecha, o mejor dicho los que se conocen como neoliberales, aquellos que dicen confiar en el mercado, cuando les toca, no confían para nada en que el venezolano pueda, vía el mercado, sembrar bien sus propias resultas petroleras… y deciden que es mejor que estas sean manejadas centralmente…por supuesto por ellos? 
Les pregunto: ¿Cómo es que lo que se conoce como la izquierda, o mejor dicho los que dicen desvelarse por los derechos del pueblo y querer asegurar la participación ciudadana, no confían para nada en que el venezolano pueda, con sus propios criterios, sembrar bien sus propias resultas petroleras… y deciden que es mejor que estas sean manejen centralmente…por supuesto por ellos? 
“Ah, pero primero hay que educar a los venezolanos”… oímos ambos bandos responder… haciéndose siempre muy sordos ante la repregunta del ¿Quién educa a los educadores? 
¡Qué va! Una nación se construye con ciudadanos que han aprendido responsabilizarse por lo suyo, y no por ciudadanos por los cuales los gobernantes insisten en responsabilizarse… pobrecitos, tan sacrificados ellos. 
¿Cuándo será que esa gran palanca que todos ven en el petróleo, sea para nosotros los ciudadanos apalancarnos? 
De reojo observé otra cuña oficial donde se declaraba que Venezuela tenía el salario mínimo máximo del continente… como si fuese una gran fuente de orgullo nacional…

agosto 30, 2012

Gobiernos ¡menos ayudaitas porfa!

Pidiéndome comentarlo, me enviaron el link al video que contiene una parte de la entrevista efectuada por la periodista Aymara Lorenzo a la candidata María Bolívar, en Globovisión.
Ante una pregunta sobre cómo controlar la inflación, la candidata comienza con un "generar empleos", pero luego todo se le tranca, hasta tal punto de pedir un: "disculpa Aymara, dame una ayudaíta". Después de una buena reintroducción al tema por parte de la periodista, la candidata responde "bajando los precios" y ahí se acaba el video. ¿Qué quieren que les diga? Aquí les va:
Primero, quien ha cumplido con los requisitos necesarios, tiene todo el derecho a ser candidato a la presidencia y nosotros los electores, de votar o no votar por él... y por cierto no es que los venezolanos tengamos el mejor record del mundo en saber elegir.
Segundo, aún no he conocido ni un candidato quien me haya convencido saber cómo controlar la inflación en Venezuela... aun cuando sí a muchos que saben prometerlo en términos sofisticados.
Tercero, en este país de sabelotodos, me encantó oír a alguien pedir una "ayudaíta". Es más, lo peor del video, fue leer en YouTube los comentarios de quienes se mofaban de eso. Sin duda que estamos como estamos, a cuenta del como somos. Claro, eso sin restarle mérito a las consecuencias de cuando un cacique sordo se consigue un monje ciego para que lo guíe.
Cuarto, y María Bolívar, por pura intuición, de repente está más cerca a una respuesta sobre lo de la inflación de lo que ella misma sabe. Al comienzo del video ella reclama el derecho al acceso libre a los dólares, y ante un: "¿Usted cree que el control de cambio a quien beneficia es al gobierno?", contesta con un tajante "Por supuesto, por cuanto ellos tienen todo lo que quieren... y las personas tienen que... depender".
En ese sentido, la primera pregunta que todos debemos contestar, es si los esfuerzos del gobierno para controlar la inflación, no puedan causar que ésta sea aún mayor, y que sus consecuencias sean hasta mucho peores, especialmente para los pobres.
¿No será mejor que el gobierno no meta su bienintencionada mano en una tarea que le resulta demasiado grande, sino que se limite a lo estrictamente suyo, y busque asegurarle a los ciudadanos el acceso a los ingredientes, para que estos se defiendan mejor de las consecuencias de la inflación?
Por ejemplo, tenemos un control de cambio, supuestamente para permitirles a los venezolanos poder acceder a productos y servicios necesarios con divisas a un precio bajo, para así ayudar a contener la inflación. Pero, por cuanto tal control se nos va en puro desperdicios, consumos suntuarios y corrupciones, mucho mejor estaría el venezolano promedio, con el recibir su cuota parte de las resultas petroleras en dólares y, con esos recursos, enfrentarse él mismo a la inflación que lo rodease.
El 7 de octubre, sin duda alguna, votaré por Henrique Capriles; quien estoy seguro será el ganador... por cuanto la desilusión con lo actual es demasiado grande.
No obstante, como he sostenido antes, el 8 de octubre me levantaré temprano a pedirle a Henrique Capriles, que él y su equipo no nos ayude tanto. Si sólo nos entrega nuestras resultas petroleras, y nos garantiza nuestra seguridad en lo que debería ser nuestras calles, nosotros los venezolanos, incluyendo a María Bolívar, no como presidente sino como ciudadana, sin ayudaítas, lo haremos muchísimo mejor que cualquier gabinete económico, por meritorio que ése sea.

agosto 02, 2012

2.190 millones de noches de hambre

Leemos sobre venezolanos acostándose con hambre... que si son 800.000, que si son 400.000. Si suponemos 600.000 venezolanos con hambre durante diez años, eso representa, 2.190 millones de noches de hambre venezolanas.

Y la cruda verdad es que si en la última década se le hubiese entregado a cada venezolano su cuota parte de resultas petroleras, en efectivo, ni un solo venezolano tendría que haber pasado una sola mañana, un solo día o una sola noche con hambre, por falta de recursos monetarios.
Es más, si sólo la gasolina regalada hubiese sido vendida a su precio internacional, eso hubiese alcanzado para más de 2.190 millones de suculentas y abundantes cenas, en restaurantes bien caros... y no sé a cuántas buenas comidas caseras.
Pero, francamente, en un país donde la leche cuesta un realero y la gasolina se regala, y eso no se objeta, ni el oficialismo, ni la oposición, en verdad nadie, tiene el derecho de lanzar la primera piedra en este tema, y menos aún hacerse más papista que el Papa.
Henrique Capriles promete algo muchísimo mejor, pero básicamente eso es con respecto a lo mismo de siempre. Y no me cabe la menor duda que de quedar electo Capriles, eso lo lograría... y lo cual de por sí ya es una buena razón por la cual votar por él.
No obstante, para mí, con algo muchísimo mejor de lo mismo de siempre, simplemente no me basta, puesto que deseo algo mucho mejor para mi país que quiero. Por eso, justamente una de las principales razones por la cual obligadamente hay que votar por Capriles el 7 de octubre... es la de tener un cacique al cual se le pueda hacer oposición y exigirle algo distinto y mejor... quizás hasta el extremo de lograr hacerlo un presidente de verdad.
¿Debatir con el cacique de turno? ¿Para qué? Pero debatir con Capriles como cacique de turno bien puede valer la pena. Es más, desde ya reto a Capriles que cuando sea elegido "presidente" debata con representantes de la sociedad civil por televisión, una hora cada semana, aunque por supuesto que eso no sea en cadena.
Ya quisiera yo ver al actual cacique responderme: "¿Por qué rayos, esta misma noche, se tienen que acostar unos cientos de miles de compatriotas suyos, tan autóctonos y tan descendientes de gestas libertadoras como usted, por la simple razón que usted cree que le conviene regalar la gasolina a otros que sí tienen con qué comer?...¿Qué clase de traición a los hambrientos de su país es esa? Y ahora, para poder seguir regalando la gasolina y no atreverse aumentar su precio, gasta usted además un realero en instalar unos chips, que además discriminan y dividen... ¿Qué clase de cobardía política es esa?".
PS. Por si acaso les recuerdo que desde hace tiempo me refiero a "caciques" en lugar de "presidentes", por cuanto en un país donde más del 97 por ciento de las exportaciones van derechito al poder central, simplemente no es posible tener presidentes, sino sólo caciques... y eso quizás hasta solo en el mejor de los casos.


julio 26, 2012

“Per, porsi, no soy de los perversos”

Un problema con ser radical del medio, extremista del centro, y nadar en la mitad del río, es que te lanzan piedras de ambas riberas. Una ventaja es lograr conversar de verdad con representantes de ambos lados.
La semana pasada, en "Capriles gana" mencioné un oficialismo bien-intencionado y un oficialismo perverso. Y pase días respondiendo correos electrónicos, que de una manera u otra decían "Per, porsi, espero que te conste, que yo no soy de los perversos".
A la mayoría de ellos, no a todos, no a los que conozco como unos simples sinvergüenzas, les respondí en palabras similares a estas:
"Sí, yo sé que tus afinidades y simpatías por el socialismo, o tus antipatías por el llamado neoliberalismo, te llevaron al oficialismo.
No obstante, si no perteneces al oficialismo perverso, como de hecho no creo que lo hagas, entonces debes ser perversamente bruto o perversamente débil de espíritu, tú elijes, por cuanto no puedes, con un mínimo de honestidad intelectual, sostener aún que lo del oficialismo actual tenga algo que ver con un socialismo bien intencionado.
¿Por ejemplo si lo de la participación te ilusiono, cómo puedes no protestar ese símbolo de la no participación que representa sus cadenas?
¿Por ejemplo si defiendes la justicia social, cómo puedes no protestar el que por simple cobardía política él regale en gasolina un valor equivalente al 10 por ciento del PIB del país a los que compran gasolina?
¿Por ejemplo si defiendes al país, cómo puedes no protestar sus regalos a otros países y su discurso divisivo en el nuestro? Y la lista de cuestionamientos a tu revolución, sé que se te hace interminable.
Y no me vengas con que eso no es culpa del cacique, por cuanto sabes que la principal función de un gobernante es ser un buen gerente de recursos humanos y saber nombrar a los más capaces... mientras que el cacique actual ha hecho de la incapacidad, casi un prerrequisito de trabajo... mejor quite lo de "casi".
El cacique de turno, gobernando con una chequera petrolera demasiado grande, y sin corazón venezolano, prostituyó, como nunca, por lo menos en nuestros tiempos, a nuestro país.
¿Y ahora qué hacemos? Lo mejor que podamos, lo que sí es cierto es que a ti no te queda mucho tiempo para dejar asentado si eres o no eres... 
¿Que te resulta difícil tomar una posición pública en contra del oficialismo? Claro, pero justamente por eso es importante... si fuese una papaya... qué papaya.
Y tampoco significa que para desligarte del oficialismo tengas que ligarte con la oposición. No, con votar por Capriles basta. Por ejemplo, por mis artículos sabrás que el mismo día que gane Capriles, probablemente me integre a la neo-oposición, en mi caso para buscar darle el derecho al ciudadano venezolano de sembrar sus propias resultas petroleras. No obstante te reconozco que sin duda será muy grato el ser oposición de alguien respetuoso como Capriles, comparado con serlo de ese gran cacao que solo quiere pulverizar.
Ahora bien, una cosa si te recomiendo, no te dejes ver mucho en mítines oficialistas, puesto que el software actual que existe para la identificación facial, deja chiquito a cualquier lista tipo Tascón. Y no es porque tal lista vaya a ser utilizada por Capriles, sino por cuanto pueda ser usado en algo mucho peor, por ejemplo, por un nieto preguntón... ¿Abuelo, que hacías tú apoyando a ese cacique en julio de 2012, a los casi 14 años de sus desastres? ¿Abuelo, acaso tú eras de los perversos?"

julio 19, 2012

¡Gana Capriles!

Seguro que gana Capriles, puesto que la desilusión provoca menos ganas de votar entre los oficialistas bien intencionados, que lo que una cierta falta de ilusión puede provocar entre los aún no decididos.
Seguro que gana Capriles, puesto que el país ya sabe que con él resultará más fácil enderezar la carga... (por ejemplo el que se nos entregue directamente nuestras resultas petroleras).
Seguro que gana Capriles, puesto que cada día son más los que quieren unir al país, a sabiendas que solo de eso podemos todos vivir, que los que buscan dividir al país, por cuanto de eso es que ellos viven.
Seguro que gana Capriles, puesto que en este momento el oficialismo bien intencionado esta convenciéndose, cada día más, que Henrique Capriles habrá de respetarlos más de lo que es la real intención del oficialismo perverso.
Seguro que gana Capriles, pues de construirse un gran muro en el país, la gran mayoría ya sabe de qué lado le convendría quedarse... con los perversos, ni de broma.
Seguro que gana Capriles, por cuanto de verdad le está metiendo el alma al asunto, algo que sabemos apreciar.
Seguro que gana Capriles, y cobra, por cuanto los soldados venezolanos, son soldados venezolanos.
Francamente, si no fuese por el mal que ha causado gobernando, hasta podría dar lástima ver a quien ya no puede con su alma, siendo empujado por tenebrosos "aprovechavistas", nacionales y extranjeros, y a quienes solo les importa el 7 de octubre comprar un poco de tiempo para luego, con o sin él, ver qué otras marramuncias rojas inventan.
Habiendo protestado durante una década contra el económicamente, ambientalmente y socialmente criminal hecho que la gasolina se regala en Venezuela, no puedo dejar de comentar como con los susodichos chips, estos insensatos quieren cavarnos aún más profundo en el hoyo donde nos tienen metidos.
No condono las actividades ilícitas, por cuanto eso pudre a una sociedad, pero, en ocasiones he sostenido que quienes contrabandean la gasolina, para venderla a un precio más cercano a su valor internacional, pueden de hecho ser más patriotas que quienes la reciben regalada sólo para malgastarla en alguna interminable cola.
En ese sentido, el que nuestros cuasi-patrióticos contrabandistas ahora tengan que quemar más gasolina, y gastar más cauchos y más transportes importados para ejecutar su negocio, sólo por cuanto los chips se han colocado cerca de la frontera es una estupidez. Si es que los "geniecillos" insisten, pues que pongan sus chips por allá en Maturín y unas bombas de gasolina justo en la frontera, para así competir en precio con el contrabando.
Estas son las típicas cosan que pasan cuando los gobiernos se empantanan en ocurrencias propias que nadie se atreve cuestionar. Imagínense al cacique de turno tener que debatir esto con Capriles por televisión. Por supuesto que no se atreve a ello, hasta las locuras tienen sus límites.
Así que... ¿queremos los venezolanos que nuestro país se hunda en manos criminalmente tan ineptas? Lo dudo, ya sabemos que el mundo está haciéndose lo suficientemente difícil sin eso... y por lo que... ¡gana Capriles!
Y esto no se trata de oposición contra oficialismo, sino de oposición y oficialismo contra oficialismo perverso... como tan genialmente, en sus propias palabras, lo expresa Cantinflas en "Su Excelencia" ¡Véanlo!

julio 12, 2012

Haga lo que haga, está derrotado

Aun logrando ganar las elecciones y recuperando su salud, "hugo chávez" está derrotado y lo demás es cuento. El sabe que día a día pierde apoyo entre los que creían en él, y tiene que quedarse más y más con quienes sólo creen en la chequera con nuestras resultas petroleras. El sabe que haga lo que haga, la historia lo registrará como sólo otro pobre populista más... hasta peor que Perón. Y no hay más que decir sobre este tema.
Nota: En 2007 le quité las mayúsculas al presidente por haber irrespetado a los jóvenes. Poca cosa pero se hace lo que se puede.

julio 05, 2012

¡No es un rabipelado cuadriculado!

Allá en el otro mundo, con sus otros rollos, ése que no es Venezuela con sus rollos endógenos, con frecuencia se menciona al "cisne negro", una teoría desarrollada por Nassim Nicholas Taleb relativo a la ocurrencia de un evento muy poco probable pero de gran impacto. 
Llevo años protestando como sus reguladores bancarios se aprovechan de ese cisne negro para desviar la atención sobre su responsabilidad en causar su gran crisis bancaria. Ese pobre cisne negro ha terminado siendo solo otra versión más sofisticada de nuestro humilde paga peo. Habiendo escrito antes sobre tal crisis, he aquí la versión breve: 
Los activos que han puesto a tambalear al mundo son: bonos garantizados con hipotecas mal otorgadas al sector "subprime" de viviendas en EEUU y que lograron ser calificados AAA; prestamos excesivos a soberanos "sólidos" como Grecia; los más de 60 billones de dólares en pólizas de seguro contra el incumplimiento de créditos que logró vender una AIG sólo a razón de poseer la varita mágica de ser calificada AAA; la obesa exposición de bancos españoles a bienes inmuebles, etc. 
Y la correlación que existe entre tales activos, y el hecho que los bancos estaban autorizados por los reguladores a mantenerlos en sus balances con muy poco capital, por cuanto se consideraban oficialmente como absolutamente seguros, es total. De hecho no hay ni uno solo activo que hubiese sido considerado como riesgoso al ser incluido en los balances de los bancos, que hoy represente un mayor problema. 
Y de seguir aplicándosele a los bancos los requerimientos de capital basado en la percepción de riesgos, estarán condenándolos a morir asfixiados en alguna playa dizque segura... y siendo muy probablemente las últimas de estas la deuda pública de Estados Unidos y de Alemania. Ya se intuyen las lápidas "¡Aquí yacen los restos de la economía mundial!". 
No obstante, en Venezuela, igual se usan con frecuencia a cisnes negros, en su versión criolla de "rabipelados", quizás cuadriculados, para explicar que todas nuestras "malas suertes" se derivan de hechos totalmente inesperados y que nadie tendría porque anticipar. 
Y sin duda, el rabipelado cuadriculado de mayor trascendencia en Venezuela, es ése a quien se le atribuye la explicación del porqué, casi siempre, terminamos con un gobierno inepto. ¡¡¿Quién pudiese haber pensado que nos íbamos a topar con un rabipelado cuadriculado?!! 
Y nos rehusamos entender que a razón de una especie de Darwinismo perverso, la concentración de nuestras resultas petroleras en muy pocas manos, a veces una sola, no puede sino garantizar el que todos nuestros gobernantes terminen siendo de malosos, a malos, a fatales. La carga genética petrolera es demasiado fuerte. 
Ruego que, Henrique Capriles, elegido presidente, ayude a no tener que terminar explicándolo a él, como solo otro rabipelado cuadriculado más. A tal fin, él necesita entender, en todo sentido, que mientras más dependiente sea nuestra economía del petróleo, más importante es evitar la concentración de las decisiones sobre el uso de sus resultas... y actuar en consecuencia. 
Y por favor, ese día cuando el Guri, por la desidia e ineptitud de quienes son responsables de su manejo, colapse, no vayamos a culpar a otro rabipeladito cuadriculadito, sino reconozcamos que aquí, los que tienen el rabo pelado recibiendo pela, somos los ciudadanos que permitimos que se burlen tanto de nosotros aquellos que nos siembran nuestras resultas petroleras.

junio 28, 2012

Bienintencionados vs. Aprovechavistas

La semana pasada, en mi "8 de octubre... ¡La mañana siguiente!", sugiriendo un comité que planificase cómo celebrar el triunfo de Henrique Capriles, también escribí: "Y ese comité debería establecer el mayor número de contactos con aquellos oficialistas igualmente interesados en la paz y el orden, y quienes en verdad podrían albergar los mismos temores, de ser ellos quienes triunfasen en las elecciones". Por los tanteos que recibí de oficialistas, sé que debo ahondar en ello. 
El chavismo básicamente se divide en dos grupos, los bien intencionados y los aprovechavistas, aun cuando por supuesto, como en todo grupo, siempre existen unos cuantos no-intencionados, que solo buscan fiestas pa-echar-lavativa. 
Y es justamente los chavistas bienintencionados los que ahora se rompen el coco pensando en cómo el día cuando su pégalo-todo se ausente, habrán de asegurarse que los aprovechavistas no les roben todita su revolución... puesto que ya bastante daño le han hecho al país, y a su movimiento, aun en presencia del jefe. En otras palabras, presentí su preocupación de... "¿al triunfar, cómo enfrentarnos, al mes siguiente, a los aprovechavistas, pelo a pelo, sin nuestro líder?... parece imposible lograrlo, sin la ayuda de la oposición". 
En otras palabras, sí hay base para creer en un comité de celebración de los resultados electorales en el que estén presentes tanto los de la oposición como los chavistas bienintencionados. Por ejemplo, uno de los tópicos podría ser el cómo asegurarse que por lo menos los más corruptos y descarados de los aprovechavistas sean castigados. 
En la semana presencié una conferencia sobre cómo recuperar internacionalmente activos robados por corruptos, la cual contaba con presencia de autoridades, banqueros y organizaciones civiles como Transparencia Internacional. Ahí, varias veces se mencionó: para los banqueros, sobre la importancia de ellos conocer bien a sus clientes y, para los denunciantes, sobre la importancia de hacer las denuncias de manera rápida y creíble. Se habló también justamente del problema de la limpieza de cuentas y borradas de evidencias que ocurren durante el periodo de transición de un gobierno a otro. 
Al final de la conferencia les comenté a unos participantes... "Eso de lo del banquero conocer bien a sus clientes me suena como algo bastante iluso. ¿No creen ustedes que sería importante por ejemplo que exista una Lista Nacional de los 100 más sospechados por la Sociedad Civil de estar involucrados en una apropiación indebida?". Los banqueros tendrían así por lo menos así una base para manejar con mayor cuidado algunas cuentas, y, por lo menos en esos casos, no podrían respondernos con sus habituales "cómo habrían ellos de saberlo". 
La respuesta fue ¡SÍ!, aun cuando por supuesto algunos abogados expresaron la necesidad que esa lista claramente indicase sólo la existencia de sospechas y no estuviese culpando a nadie sin tener pruebas. De repente esa Lista de 100 Sospechosos Aprovechavistas, conformada de manera creíble por la comisión de celebración de los resultados electorales, podría ser la mejor manera de celebrar, el 8 de octubre, el resultado, cualquiera que fuese. 
Lo que sí sé es que la sola posibilidad de llegar a estar en esa lista de sospechosos, nos facilitaría a todos los bienintencionados, los de lado y lado, la tarea continua de defendernos contra los tantos aprovechadores que existen, de lado y lado. En fin, una lista de enemigos comunes puede unir, y bastante.

junio 21, 2012

8 de octubre… ¡La mañana siguiente!

Lo que el país más teme es la violencia de anarquía desatada, por lo que no hay límites en los esfuerzos que se necesitan para asegurarle a la población que eso no ocurrirá. Lograr convencerla de eso y luego lograr una transición ordenada, producirá dividendos extraordinarios. 
En tal sentido, el 8 de octubre ¡La mañana siguiente! hay que estar preparado para asegurar que la celebración del triunfo de Henrique Capriles, desde un principio conduzca a la construcción de la patria, y a parar su vergonzosa destrucción. 
En otras palabras debería conformarse un Comité de Celebración, desde ya, que busque iniciar muy tempranito la mañana siguiente, un ordenado proceso de recolección de basura que evite una viral embasurada del país. 
Y ese comité debería establecer el mayor número de contactos con aquellos oficialistas igualmente interesados en la paz y el orden, y quienes en verdad podrían albergar los mismos temores, de ser ellos quienes triunfasen en las elecciones. Una amplia participación en el Comité de Celebración ayudará asegurar su máxima credibilidad y eficacia. 
Y la mañana siguiente hay que comenzar urgentemente con poner orden en la casa de nuestra petrolera, en mi opinión separando lo que es indispensable para el negocio primario en una Pdvsa II, y dejar lo restante en Pdvsa I, para su subsecuente limpieza. En este caso la colaboración tanto de los petroleros anteriores como de los actuales es indispensable. 
Y la mañana siguiente hay que establecer una Comisión que evalúe la legitimidad de toda la deuda pública venezolana. No solo para conocer la situación exacta de nuestro endeudamiento pero también para protestar, como odiosa e impagable, cualquier deuda ilegítima. 
Y la mañana siguiente hay que enviar un mensaje al mundo dirigido a frenar en seco toda retirada o debilitamiento de la voz de Venezuela en foros internacionales, como en el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, entes con los cuales siempre es posible mantener diferencias, pero que no se abandonan por cuanto siguen estando entre los foros más importantes de conversación global. 
Y la mañana siguiente, como por lo menos ya la oposición lo ha anunciado, hay que buscar permitir las operaciones cambiarias en el mercado paralelo, para así iniciar el desmantelamiento de un sistema cambiario abusivo, que ante nada abusa de los más débiles. 
Y la mañana siguiente, hay que abrir un proceso para asegurar que en todos los órganos públicos de importancia, lo más pronto como sea posible, exista una representación de todos los sectores, tanto de los victoriosos como de los derrotados. 
Y la mañana siguiente hay que iniciar, urgentemente, con la decidida cooperación de todos los venezolanos, la batalla contra la inseguridad, en todos los sentidos. Si hemos de enfrentar problemas económicos serios a causa de una caída en los precios petroleros, lo que no podemos permitir es que la economía criminal y bandolera sea la que tenga las mejores perspectivas de crecimiento. 
Y la mañana siguiente hay que abrazar, consolar e insuflarle fe a los desesperados... esos pobres que invirtieron sus últimas esperanzas en el cacique de turno y que sin duda se sentirán completamente vaciados por dentro. 
Y para lo que hay que hacer la mañana siguiente, estoy seguro que también hay muchas otras propuestas más calificadas que las mías... por lo menos eso espero y por eso ruego. Nuestras necesidades son ilimitadas, nuestros recursos, solo nosotros mismos. 

junio 07, 2012

Si yo fuese militar

Si yo fuese militar, amante de mi patria… me tendrían metido de lleno revisando el proceso electoral por cuanto, llegado octubre, lo único sobre lo cual estaría seguro es sobre la necesidad de seguir la voz del pueblo y en tal sentido necesitaría asegurarme, totalmente, que esa voz no fuese una voz alterada. 
Si yo fuese militar, amante de mi patria… estaría cuidando pozos y preguntándoles a expertos petroleros, rojos rojitos y azules azulitos, sobre cómo asegurar que, pase lo que pase, pueda estar extrayendo y vendiendo petróleo, para que mi pueblo, en caso de emergencia, no se muera de hambre. 
Si yo fuese militar, amante de mi patria… estaría planificando cómo evitar que se desborde la anarquía interesada… aquella que celebra, con bombos y platillos, que venezolanos asesinen a venezolanos. 
Si yo fuese militar, amante de mi patria… estaría analizando alianzas estratégicas que me permita ayudar a combatir a los malandros, y a quienes les pueda convenir, o hasta divertir, sumir el país en el más profundo caos. 
Si yo fuese militar, amante de mi patria… ordenaría a los responsables de haber aumentado nuestra dependencia del petróleo a los niveles actuales, pasar la vergüenza de marchar desnudos por Los Próceres, por haber desnudado al país. 
Si yo fuese militar, amante de mi patria…estaría exigiendo el inmediato aumento en el precio de la gasolina por cuanto una buena economía es parte de una buena defensa, y no se construye una sólida economía, sobre la base de sinvergüencerías. 
Si yo fuese militar, amante de mi patria…no estaría aceptando calladito el deterioro del servicio eléctrico y otros servicios públicos, ya que estos forman parte de la defensa de mi nación. 
Si yo fuese militar, amante de mi patria… andaría buscando como traidores a quienes han permitido erosionar tanto el autosostenimiento alimentario de la nación. 
Si yo fuese militar, amante de mi patria…estaría perfectamente claro en que actualmente los campos de batalla más peligrosos para la nación, no son los militares. 
Si yo fuese militar, amante de mi patria…me daría pena defender unas fronteras de un país que no logra defender sus propias calles, para que sus ciudadanos las puedan recorrer en tranquilidad. 
Si yo fuese militar, amante de mi patria… no aceptaría que se les regale tantos recursos a otros países sin mayores justificativos para la nación, o se malgasten unos 245 millones de dólares financiándole los sueños a un corredor y un equipo de Fórmula Uno. 
Si yo fuese militar, amante de mi patria… exigiría estar informado con toda exactitud sobre la salud del presidente, así sea por el mínimo respeto que me merezco, como militar y como venezolano. 
Si yo fuese militar, amante de mi patria… me daría tanta pena que se me ordene actuar de payaso, en tantas ocasiones. 
Si yo fuese militar, amante de mi patria… entendería muy bien que la defensa del territorio nacional comienza con la defensa del terruño propio, privado. 
Si yo fuese militar, amante de mi patria… sabría que el honor verdadero se gana y no se compra. 
Si yo fuese militar, amante de mi patria… odiaría a quienes vestidos de militares no hacen sino desamar y desarmar a la patria. 
Si yo fuese militar, amante de mi patria… estaría perfectamente claro sobre cuál patria es la mía. 
Ahora, si no fuese yo un militar auténtico, sino solo un militar disfrazado, no amante de mi patria, sino sólo amante de mis propios intereses, estaría también metido en el negocio patriotero de explotar la patria… por donde sea.

mayo 31, 2012

¿El Estado? ¡A lo suyo y que no moleste!

¿Querrá o se atreverá el país envejecer otros seis años más de la manera como ha envejecido los últimos casi catorce? ¡No! Y estoy seguro que cuando Henrique Capriles gane la elección, por lo menos habrá un amanecer, en lugar del continuado anochecer que estamos sufriendo.
Pero para que ese amanecer nos lleve a un buen final del día, es indispensable que desde un principio discutamos críticamente los planes de la oposición, antes que el nuevo gobierno se nos sumerja en los abrumadores aplausos de sus focas de turno.
Por ejemplo lo que menos me gusta del "Plan de Empleo Para Todos" de Henrique Capriles... es que le asigna al Estado un exceso de responsabilidad, por lo que simplemente, en un mundo donde la creación de empleos se ha convertido en uno de los dos retos más grandes que enfrentan todos los países, me hace dudar que pueda llevar a crear empleos mucho más allá de lo que la chequera con las resultas petroleras aguante.
Para que la curiosidad no los distraiga, el otro reto a que me refiero, es por supuesto el cómo asegurar que el mundo, ambientalmente, permanezca vivible, para los nietos de nuestros nietos.
El Plan Empleo de Henrique está cargado de buenas intenciones, y estoy seguro que los encargados de implementar tal plan lo harían infinitamente mejor que los actuales desempleadores... pero el problema tradicional nuestro, es justamente el exceso de buenas intenciones gubernamentales; que resulta en que no hacemos otra cosa que tropezarnos con ellas, vez tras vez tras vez.
A mi gusto el plan debería haber sido mucho más tajante en afirmar que el rol del gobierno no es ni debe ser el de crear empleos, sino el de facilitar, o por lo menos no dificultar, que el sector privado lo haga. En otras palabras, dejar bien claro que el gobierno, con sus actuaciones, solo podría, como lo hace hoy, garantizar la falta de empleos, pero no la creación de empleos.
Me hubiese encantado haber leído un plan de empleo en el cual, justamente a tal fin, Henrique Capriles, se comprometía asegurarle al país una buena seguridad ciudadana, el cumplimiento de las leyes, el buen suministro de electricidad y agua, razonables comunicaciones internas y una buena educación primaria... ¡y más nada!
El hecho que unos neo-sabios con necesidad de protagonismo le vayan quitar ni siquiera un segundo de tiempo y recursos a un nuevo gobierno para cumplir con lo que deberían ser sus más urgentes prioridades me causa escozor... y le ruego a mis compatriotas que no le aceptemos más discursos fofos a nadie, sólo por cuanto suenen tan pero tan finos y razonables... Lo único bien fino y razonable es que el gobierno se limite a lo que razonablemente le toca.
Una constitución, antes que nada, se redacta para proteger a la ciudadanía de la acción del Estado y, si en algo falla mucho nuestra actual Constitución, es en el no limitar lo suficiente los inventos y las ocurrencias que el Estado, o su cacique de turno, puedan acometer, por lo menos sin antes haber cumplido con sus responsabilidades básicas.
En nuestros país, nuestros burócratas, gracias a las resultas petroleras, pasan de la primaria a creerse unos Doctorados... como ese ministro de planificación que no ha hecho más nada que planificar en cómo convertirnos en unos pobres, inútiles y dependientes petro-adictos.
¡Qué buena broma con estos políticos que se quedan con nuestras resultas petroleras... a la fuerza, tarde o temprano, nos convertirán a todos en unos ultra-neo-liberales!

mayo 24, 2012

¡Pago cien mil dólares por voto!

Dicen que cheque mata galán, y si es un cheque grande, más aún debería ser, por lo que si a populismo vamos, he aquí mi megaoferta electoral:
Si me eligen presidente les entregaré, a cada uno de los que votaron por mí, por concepto de honorarios electorales bien ganados, un bono por cien mil dólares emitido por la República Bolivariana de Venezuela, con vencimiento de un año...y al rato renuncio a favor de mi Vicepresidente, aún secreto, para que ustedes mismos se encarguen de tratar de cobrarle el bono Kurowski.
De repente, con ese golpe de Estado populista, podría insuflarle a nuestro poblado lo que necesita para convertirse en nación.
Y sólo por el hecho de que los ofrecimientos de los demás candidatos sean menos generosos que el mío... ¿eso los hace menos populistas? Es más, si vamos a pecar por populistas mejor que pequemos de verdad-verdad, para así ver si así de repente logramos salirnos de eso una vez por todas.
Ya quisiera yo ver esa reunión de acreedores de la nación, donde de hecho los ciudadanos estarían cobrándole al Estado lo que el Estado ha malgastado de lo suyo durante décadas. Es que ya oigo a mis sucesores buscando un arreglo..."Pero bueno, si el Estado representa a ustedes mismos los ciudadanos"... y a los tenedores de bonos Kurowski respondiéndoles, al unísono, "ese cuento se acabó".
Lo que sí lamento, algo, no demasiado, es por los actuales acreedores de la República, quienes quedarían bastante diluidos con esta emisión de bonos Kurowski... pero quién les manda a meter sus reales en un país de populistas como yo.
Y si luego aseguramos que el bono Kurowski quede cancelado con el derecho a que las resultas petroleras se le entreguen directamente a los ciudadanos, y el Estado se financie exclusivamente con lo que los ciudadanos le cancelen en impuestos, entonces sí sé que habré ayudado imponer una democracia real en mi país.
Es más, de repente puede que, en agradecimiento, hasta me coronen Rey Per I, por supuesto solo como rey figurín, sin mando alguno... pa que no invente echar todo aquello pa tras, ofreciendo pagar otro bono.
¡Austeridad petrolera!
En el mundo las discusiones entre la "austeridad" y el estímulo se están haciendo cada día más intensas, por aquello de necesitarse tanto de recortes de gastos y aumentos de impuestos para reducir déficits fiscales, como del crecimiento económico que pueda generar empleos e ingresos fiscales. No obstante, donde la austeridad sí está logrando avanzar, sin debates y sin nadie que se le oponga, es en el consumo de petróleo. ¡Que nos agarren confesados!
Si como en una democracia que se respete, los candidatos tuviesen que debatir, una pregunta obligatoria sería: ¿cuál sería su respuesta económica de llegar el barril de petróleo a valer "solo" unos 50 dólares?
Y roguemos porque los otros dos candidatos no respondan como el populista Kurowski, quien, ante las dificultades, tendría que aceptar, muy a regañadientes, tener que recortar el bono Kurowski, de cien mil, a solo ochenta mil dólares.
¡Traición!
No soy magistrado, ni siquiera un letrado en leyes pero, pa mí, el haber dividido en lugar de unido al país, el haber llevado a la N potencia nuestra dependencia del petróleo y el haberse robado mucho y malgastado más de la más inmensa bonanza petrolera vista, sin siquiera haber bailado como se debería haber bailado al país, equivale, para todos los fines prácticos si no legales, a una traición gubernamental a la patria... y creo que pa ti también.

mayo 17, 2012

¿Y el aceite de ricino?

La mente de un ciudadano subyugado por una chequera petrolera centralizada, puede irse por vías muy extrañas, así que mucho cuidado con: "Si gana el que no discrimina, voy bien, pero si llegase a ganar el que sí discrimina, y no estoy con él, voy muy mal, así que... mejor déjame asegurarme".
La semana pasada después de haberle solicitado a Henrique Capriles, mi candidato, que ponga las cosas de la gasolina regalada en su lugar, me llegó un email donde se me explicaba que eso seguramente no ocurría por cuanto mi candidato no quería alienar a nadie. ¿Cómo es la cosa? Si hay algo en Venezuela que necesitamos alienar de inmediato, es la sinvergüencería que anda jugando garrote.
El país está dividido entre los que saben que las cosas andan muy pero muy mal, con vicios de poder empeorar, mucho, y los que se ilusionan con la posibilidad de que las cosas no están tan mal y hasta podrían mejorar, un poco.
Los primeros son una clara mayoría, pero para que ellos no solo compren por necesidad lo que la oposición les ofrece, sino que también ayuden a mercadear con entusiasmo la propuesta, esta necesita incluir una buena dosis de aceite de ricino, por cuanto, sin ello, simplemente no es creíble.
Y por lo cual, vuelvo a insistir... es indispensable agarrar los toros por los cachos, entre otros al de la gasolina regalada, eso sí con un discurso educativo que ilustre bien sus maldades... un crimen económico de lesa humanidad... una monstruosidad antisocial. La simbología del torero valiente que se atreve, siempre superará a la del torero que sale corriendo.
Y por cierto, ofrézcale a los ciudadanos entregarles sus resultas petroleras como dividendos, en lugar de seguir considerándolas como unas piadosas limosnas de unas misiones... así sean constitucionales.
Y por cierto, váyale recordando a nuestros militares que, a la hora de la verdad, están ahí para defender a Venezuela y a los venezolanos, su nación y su familia, y no a otros... y cualquier duda puede ser fatal.
Y por cierto, váyale recordando a la gente que ningún poblado como el nuestro puede convertirse en una nación a punta de carreras de Formula 1 ganadas y pagadas con 66 millones de dólares de nuestras resultas petroleras... más de seguro gasolina regalada. De saber estos detalles el mundo no tendríamos donde escondernos de pura vergüenza. Una nación se construye, no se compra.
Y por cierto, menciónenle a esos millones de empleados públicos que andan nerviosos por cuanto no están seguros de cómo justificar sus empleos, que el día siguiente de las elecciones podrían quedar desnudos y tener que esperar otros seis años para poner su voto a valer; y por lo cual también es de su interés vital, el que se logre que la economía no petrolera y no del Estado crezca.
Y por cierto, menciónale al país la posibilidad de contratar empresas de investigación para que, contra una comisión de éxito, ayuden al país recuperar lo robado por falsos revolucionarios... para el bien también de los verdaderos revolucionarios.
Sin duda Venezuela necesita de mucha medicina amarga para salir bien de donde se encuentra, y con la ayuda de Dios podría ser de sudor y lágrimas pero sin sangre... pero hoy ni siquiera nos están ofreciendo un placebo amargo. ¡Respeten al país!... basta de mentiritas blancas e ilusiones populistas o piadosas, los ciudadanos no solo necesita de verdades, sino también saben aguantarlas, cuando las saben ser verdades verdaderas.