septiembre 26, 2013

Maduro ¡Déjese de cavar en la fosa!

"Si te encuentras en un hoyo, deja de cavar", era el muy práctico consejo que daba Will Rogers.
Lamentablemente, de ése quien sostiene que es su turno de sentirse capacitado para manejar con éxito y pulcritud, a nombre de todos los venezolanos, las resultas provenientes de la liquidación de nuestros activos petroleros, extrayéndolos o hipotecándolos, recibimos en la semana desde China, vía una red social, dos mensajes:
"Tenemos excelentes noticias para el país. Acordamos un crédito de 5 mil millones de dólares para el desarrollo." "Con este crédito financiaremos: viviendas, agricultura, transporte, industria, vialidad, electricidad, minería, salud, ciencia y tecnología".
Y como podrán observar, ese Maduro sólo sigue cavándonos más y más profundo en la fosa. Solo otro golpe a la tarjeta de crédito con monstruosos intereses y comisiones, en letras chiquitas, todo sólo para no tener que rectificar nada.
Qué lástima que no aprovechó su viaje a China para estudiar como el pranato oficial de allá, a Bo Xilai, uno de sus grandes camaradas, le dio cárcel de por vida, y le confiscaron todos sus activos, por abusar el poder, y por haber aceptado unas mordidas por unos tres milloncitos de dólares. De aplicarse tales penas en Venezuela, de seguro que liberaríamos, a cero costo de interés, fuentes financieras inmensamente mayores que el neto de esos piches 5 mil millones de dólares.
¿De cuántos Bo Xilais sufrimos en Venezuela? ¿Unos 300? Imagínense si ese código hubiese sido aplicado en Venezuela durante la última década. De repente a los quítate-tu-pa-enchufarme-yo, se les hubiese aguado algo las ganas de asumir "la gran responsabilidad" y estarían más abiertos a contemplar la entrega a los ciudadanos de sus resultas petroleras.
Además, como un sub-producto de mayores castigos, podría surgir una mayor demanda por albergues carcelarios dignos para exenchufados, y así, de repente, el país podría quizás llegar a contar con una cadena carcelaria de por lo menos dos estrellas, con menos violaciones a los derechos humanos.
E igualmente leímos que con el petróleo ya no les basta. "El Banco de Desarrollo chino también financiará, con 700 millones de dólares, la explotación conjunta con la empresa Citic, del yacimiento de oro Las Cristinas, unas de las reservas más grandes del mundo". Lo que nos hizo recordar cuando el Banco Central publicó: "Con la llegada, este lunes 30 de enero 2012, del último cargamento de oro monetario... se completa así un histórico proceso de repatriación, a través del cual se afianzan las bases de soberanía, independencia y emancipación que sirven de resguardo de los principales activos del pueblo venezolano".
Está clarísimo leyendo, en Aporrea.com, a quienes tienen o han tenido un puesto de importancia en está mazamorra llamada gobierno, o simplemente se han simpatizado con él sin haberse lucrado anormalmente y haberse diseñado un "Plan B", por cada día que pasa, aún buscando reprimir su furia, más sospechan que muchos camaradas andan abandonando el barco que naufraga, dejándolos ahí solitos, como unos insignes pagalíos expuestos a otra furia reprimida.
Repito, amigos, el día que los divididos nos solidarizamos entre nosotros, y no con el que menos nos disgusta entre quienes nos dividen, ese día Venezuela, y nosotros, tenemos chance.
Enchufados de turno y aspirantes a eso, entréguenos nuestras resultas petroleras. Voy 100% al ciudadano venezolano... ¿Y usted? ¡Arriba los presos! ¡Abajo los pranes!

septiembre 11, 2013

Absolutamente todos del BCV, son personalmente responsables por el oro nuestro en las bóvedas del BCV






El 2 de Febrero de 2012, en un artículo publicado en El Universal escribí:
“Debo expresar una gran satisfacción por la llegada del oro a Venezuela, por lo menos lo que llegó se salvó, por los momentos. Donde ése oro se encontraba podría fácilmente desaparecer, en un santiamén, con solo un cheque.”
Pero, por el por si acaso, el 2 de Mayo de 2013, igualmente escribí en El Universal:
"Por cierto... hablando de oro y auditorías. ¿Se encuentra aún ahí en las bóvedas, libre de gravámenes, el oro cuya repatriación celebró con bombos, banderas y platillos hace no mucho Hugo Chávez? ¿O habrá que avisar a la Interpol?"
Hoy, como una simple notificación, permítame informarle a todos en el Banco Central, desde el portero al presidente, que son personalmente responsables ante el país de que el oro siga ahí.
Y hoy hay que igualmente notificar a sus posibles compradores que ése oro, mientras el país esté gobernado de la actual manera... ese no sale de las bóvedas del BCV.