agosto 12, 2015

Después de nuestras resultas petroleras, la fuente mas importante de divisas de Venezuela, son las remesas familiares.

He escrito muchos artículos sobre las experiencias y las dificultades de los emigrantes de Centro América.
Los emigrantes no son poca cosa… a veces su trabajo en el exterior representa mas en términos económico que el PIB de sus países de origen. Y definitivamente muchos de sus países, o mas bien casi todos, tendrían dramáticos problemas económicos, de no ser por las remesas que estos emigrantes le envían a sus familiares.
Y uno de los aspectos que más me ha molestado es el poco poder político que tienen estos emigrantes.
De seguro que después de nuestras ya menguadas resultas petroleras, la fuente mas importante de divisas para Venezuela son las remesas familiares.
Y aun cuando más de un millón de venezolanos ya han emigrado, estos no tienen ni un solo representante en la Asamblea Nacional.
Eso de seguro en razón que la inmensa mayoría de los emigrantes, saben perfectamente bien quienes han sido los culpables por haber ellos tenido que emigrar.
Emigrantes. Unámonos y durante una semana del año no enviemos ni una remesa a nuestros países, para que se den cuenta lo que les pasaría con sus flujos de cajas y tasas cambiarias. 
¡No debe haber remesas sin representación!

julio 26, 2015

El hambre y los votos

Agosto 2012 escribí en El Universal: “Si suponemos 600.000 venezolanos con hambre durante diez años, eso representa, 2.190 millones de noches de hambre venezolanas… Si sólo la gasolina regalada hubiese sido vendida a su precio internacional, eso hubiese alcanzado para más de 2.190 millones de suculentas y abundantes cenas”
Y recientemente cayo en mis manos una excelente traducción al inglés de una fascinante novela publicada en Noruega en 1980 titulada “Hambre”, escrita por Knut Hamsun, Premio Nobel de literatura 1920.
El libro versa sobre un articulista poco exitoso que sufre de prolongados periodos de hambre intenso y durante los cuales, entre consciencia e inconsciencia, navega entre extremos sentimientos y emociones.
En un momento es capaz de hacer cualquier cosa por comer, y en el otro prefiere morir de hambre antes de hacer algo indigno. En un momento no logra observar nada de lo que pasa a su alrededor, y en el otro los más mínimos detalles lo abruman con una absoluta nitidez. En un momento está llenos de la más profunda desesperación y depresión, para al rato dejarse embargar por un desbordado e insensato optimismo eufórico.
Cito: “El individuo pobre mira a su alrededor cada paso que da, escucha con desconfianza cada palabra que oye de las personas que encuentra; por lo tanto, cada paso que da presenta un problema, una tarea, para sus pensamientos y sentimientos. Él está alerta y sensible, tiene experiencia, su alma se ha quemado...”
Al terminar el libro se me lleno la cabeza de preguntas relevantes a lo que observo pasar en nuestro país… ante nada: ¿Qué significa el hambre para la democracia?
¿El qué sufre hambre, del verdadero, será capaz de ejercer una actividad política relevante? ¿Quién que para darle de comer a sus hijos no encuentra otra alternativa que pasarse el día entero en cola bachaqueando, podría interesarse en un acto político no pagado?
¿En democracia, cómo usan políticos inescrupulosos el hambre de los votantes? ¿Buscando votos, le ofrecen a los hambrientos una comida abundante antes del acto de votación – corriendo el riesgo que los fortalecidos no voten por quienes puedan atribuirle una responsabilidad por el hambre que han pasado.. o que no voten por quienes hieren su orgullo propio buscando comprarle sus votos? ¿O le ofrecen a los hambrientos votantes abundante comida una vez hayan votado satisfactoriamente – corriendo el riesgo que débiles y confusos, o rabiosos, voten por alguien distinto?
¿Debería el CNE instalar unos equipos que certifique la suficiente alimentación del votante? ¿Y que pasaría si estos equipos pueden ser programados para excluir a quienes presentan otros síntomas? ¿No debería los votos de los hambrientos valer más, a cuenta de que a ellos les debe ser más necesario un gobierno que sirva?
Conversando con una de mis hijas sobre el tema, ella sugirió que todos los aspirantes a cargos públicos deberían evidenciar haber experimentado un periodo prolongado de hambre, para de verdad llegar a entender el alcance real de su compromiso. ¿Y quién le quita la razón?
En fin, malditos son quienes adrede, o por vulgar impericia, cultivan y cosechan el hambre del pueblo, con el fin de satisfacer sus propios apetitos.

junio 29, 2015

¿Podrán los cubanos (y otros) recuperar lo que les fue robado usando el Foreign Sovereign Immunities Act?

Fui a ver “La Dama de Oro” una excelente película que trata como una mujer judía, Maria Altmann, logra recuperar el “Retrato de Adele Bloch-Baauer famoso cuadro que Gustaf Klimt pinto de su tía. 
Altmann logra su objetivo demandando en las cortes de los Estados Unidos, basado en lograr que la Corte Suprema de Justicia en 2004 dictase, que el “Foreign Sovereign Immunities Act” promulgado en 1976 pudiese ser aplicado retroactivamente.
Al salir de la película, la pregunta que me hacia era: ¿Podrán los cubanos (y otros hermanos) recuperar lo que les fue expropiado/robado por gobiernos abusivos usando ésta ley?

junio 21, 2015

¿Cuánta pena ajena necesitan que Venezuela genere?

En el Aeropuerto Simón Bolívar - Junio 2015 
"Potenciando la Venezuela Productiva... Con Maduro Por el camino de Chávez... Muy pronto aquí... la mejor tienda libre de impuestos de América Latina y el Caribe"
¿Cuánta pena ajena necesitan que Venezuela genere?

junio 05, 2015

En lugar de perritos falderos o hienas necesitamos ciudadanos venezolanos independientes.

Roberto Briceño-León en “Los efectos perversos del petróleo” menciona que “desde los años treinta hay dos argumento que han competido por explicar por qué hay una pobreza que surge de la riqueza.
El primero… que las ganancias no han sido sembradas en otras áreas productivas como la agricultura o la industrias.
El segundo… que se ha repartido mal la riqueza nacional.”
Ambas versiones tienen un origen similar…son de interés para los quítate-tú-pa-ponerme-yos. El primero lo defienden quienes desean sembrarle a los demás las resultas petroleras; el segundo quienes desean ser los distribuidores de las resultas petroleras.
Ambas versiones producen un país subyugado y en esencia son los causantes de que a los venezolanos gobernados se le dificulte tanto el ser ciudadanos con conciencia critica y en su lugar solo sean obedientes perritos falderos, o hienas buscando aprovechar cualesquiera sobras que encuentren.
Y ese es el principal, y por lógica de los interesados, rara vez mencionado efecto perverso del petróleo… ése que en otras ocasiones he descrito como el que nos imposibilita vivir en una nación sino que solo nos obliga a vivir dentro del negocio de otros… el negocio de sembrar o distribuir las resultas petroleras.
Si hemos de lograr escaparnos de esta realidad no nos queda otra alternativa que tumbarle ese negocio a los otros.
Fácil no será… los incentivos está alineados en nuestra contra. Si por ejemplo queremos repartir las resultas petroleras entre todos los venezolanos esas pueden llegar significar digamos entre $1.500 a $3.000 dólares anuales… a las aspiraciones de los más determinados quítate tú-pa-ponerme-yos a esa cifra habría que añadirle unos cuantos ceros.
Si hemos de lograr ser nación requerimos de la ayuda decidida de una generación consciente de que para el verdadero bien de nuestras futuras generaciones no deben caer en la tentación de caer en la tentación de ser uno de los sabelotodo y súper-remunerados sembradores o distribuidores.
Mi contribución actual para ayudar redescubrir esas nuevas tierras en tierras de Venezuela que tanto necesitamos se encuentra en: “Reencontrémonos donde nunca nos hemos encontrado”.

mayo 29, 2015

Reencontrémonos donde nunca nos hemos encontrado

Después de haber desperdiciado una oportunidad providencial, de una manera tal que pasara a ser un vergonzoso capitulo de nuestra historia… y después de derramar tantas lagrimas, y las que de seguro aún nos faltan por derramar… es totalmente inaceptable que nosotros los venezolanos nos demos por satisfechos, con el regresar y subirnos a una playita parecida a la donde nos perdimos.
He aquí tres ingredientes de un país donde nunca nos hemos encontrado:
Primero: Que cada 100 venezolanos mayores de 15 años, pueda delegar en un Delegado Ciudadano, la defensa de sus derechos ante la Asamblea Nacional.
Tales Delegados Ciudadanos serán quienes, vía internet, aprueben o nieguen todas las leyes que propongan los diputados de la Asamblea Nacional. De igual manera todo nombramiento importante, como el de los integrantes de la Corte Suprema de Justicia, el Fiscal General, los miembros de la juntas directivas del Banco Central y PDVSA, deberá contar con sus votos aprobatorios. 
Cualquier 10% de estos Delegados podrá exigir una votación entre todos ellos, con respecto a exigirle a la Fiscalía y a la Contraloría que abran averiguaciones sobre irregularidades en el sector público; y sobre la revocatoria de cualquier funcionario público. 
Todo ciudadano tendrá derecho a saber como voto, en todo, su Delegado.
Segundo: Uno que solo me toca desear por cuanto no soy quien para desarrollarlo. Como país petrolero, sufrimos “la enfermedad holandesa”… que implica que nuestra moneda (o nuestros costos en dólares si terminamos dolarizados) resulta demasiado fuerte (o altos) para competir. Por lo tanto busquemos construir la competitividad de nuestro país, en lo que no tiene precio… la seguridad personal. Cueste lo que cueste… y con medidas que a primera vista pueda hasta no gustarnos, hagamos de Venezuela, por largo rato, el país más seguro del mundo.
Tercero: Lo de siempre. Que cada venezolano reciba directamente su cuota parte de las resultas petroleras; las que incluirán lo de vender la gasolina a su precio real mundial. Si la quiere usar dándose viajecitos por el mundo, está en su derecho… pero que asuma su responsabilidad y no nos venga luego haciéndose el inocente, quejándose de un gobierno. 
Una Junta Ciudadana decidirá cuanto es el monto de resultas que puede repartirse sin poner en peligro a la capacidad extractora de Pdvsa y sin que esa empresa deba endeudarse.
Conozco de una propuesta que sugiere dedicar un 45% de las resultas petroleras a fondos de pensiones; un 50% para sufragar gastos de salud y/o educación y un 5% para proyectos dirigidos a la protección del ambiente. Eso es sin duda muchísimo mejor que lo que tenemos pero, y aun cuando lo perfecto es enemigo de lo bueno, mi problema es que lo imperfecto sigue siendo amigo de lo malo… y por eso sigo soñando y apuntando a las estrellas… 100% a los ciudadanos, para ser usado en lo que ellos quieran.
Venezolanos, reencontrémonos todos en ese país enteramente distinto.
PS. No crean que me haya olvidado de electricidad y agua. Es solo que una vez, con la Electricidad de Caracas, ya nos encontramos bastante bien servidos, pero eso no nos alcanzo.
PS. Ya oigo: “¡EDUCACION!” De acuerdo, pero necesitamos maestros que sepan que todos nos debemos a nosotros mismos y no a las ocurrencias del cacique que esté de turno. Un maestro que no protesta que se regale gasolina, dólares baratos para viajes al extranjero, y demás distorsiones… no esta listo para educar a nadie.

Noticiero Digital
El Republicano Liberal
@PerKurowski

mayo 08, 2015

¿Donde están los candidatos a diputados por los cuales yo quisiera de verdad votar por?

Fui a Singapur, país hecho independiente en 1965. Su modernidad, pulcritud, seguridad y orden; así como la alegría y falta de complejos de su gente que percibí, me hizo llorar y llorar.
Llore pensando en como comparativamente mi Venezuela solo se ha hecho mas pequeña, anticuada, sucia, insegura e indisciplinada; y mi gente más amargada, triste y acomplejada.
Pero por cuanto Singapur ha sido gobernada por lo que en esencia fue y es una dictadura, también lloré pensando en como alguien pueda aprovecharse de su éxito, para vendernos la idea de que algo parecido es lo que necesitamos en Venezuela… y que él, EL ILUMINADO, es el líder capaz de lograrlo. 
Encontrándonos bajo el yugo de nuestras resultas petroleras centralizadas en manos de un cacique y sus ayudantes, ya Venezuela sufre de hecho una dictadura no declarada. Y cualesquiera resultados maravillosos que pueda traernos un cacique benevolente e iluminado, simplemente no serían sostenibles, por cuanto el siguiente podría demolerlos… en pocos instantes.
La verdad es que no creo en éxitos sostenibles basados en gobiernos, sean éstos dictaduras o democracias chucutas. Los éxitos solo son sostenibles en la medida que estén respaldados por una ciudadanía adecuadamente responsabilizada por sus intereses nacionales… una ciudadanía que pueda generar para su país ingentes recursos de capital social…digamos capital patrio. 
Y quienes me conocen saben que llevo mas de 200 artículos durante la ultima década solicitando que se le entregue a cada ciudadano su cuota parte de las resultas petroleras, para que el gobierno opere exclusivamente con los impuestos pagados por los ciudadanos. Como ha quedado evidenciado con cruel claridad, a un gobierno que le entra demasiados ingresos por otras vías, como por resultas petroleras, no le importa un bledo como le va a la economía interna, ni a los ciudadanos.
E igualmente unos piches 160 y piquito de diputados en la Asamblea, como uno por cada 180.000 ciudadanos, así como unos pocos jueces en una Corte Suprema, no son ni remotamente suficientes para de manera significativa defendernos contra los desmanes de un Poder Ejecutivo hecho sobre-poderoso, autónomo y autócrata, en base a ingresos que no dependen de la ciudadanía.
En tal sentido me encuentro reflexionando sobre algo que va mas allá de lo que actualmente buscan quienes predican “Gobiernos Abiertos”. Aprovechando los avances tecnológicos pregunto… ¿porqué no tenemos muchísimos mas diputados, para así diluir el poder central, y consecuentemente aumentar el poder ciudadano? 
Imagínense una Asamblea manejada por vía de la red, donde cada 500 ciudadanos tiene un diputado. ¡60.000 diputados! Seria bien difícil comprarle un voto sumiso a 60.000 diputados. Eso si que significaría Democracia Participativa.
Pero donde conseguimos hoy los candidatos a diputados quienes, una vez elegidos, sigan dispuestos a pelear por empoderar a la ciudadana, aún cuando aquello erosionase sus propios intereses oportunistas.
En otras palabras: ¿Donde están los “Quítennos a nosotros y pongan a los ciudadanos”? Esos son los candidatos por los cuales quisiera que votásemos… esos que más de proveernos una salida de emergencia a nuestro maltrecho país, pueden ayudarnos a construir una puerta de entrada a un futuro mejor, e inmensamente mas sostenible que el que pude visualizar y envidiar en Singapur.
PS. Cedice: Me parece que ustedes deberían sugerir y promocionar para las próximas elecciones unos de estos verdaderos candidatos de la libertad, unos buenos y confiables “Quítennos a nosotros y pongan a los ciudadanos”, ésos que queremos y tanto necesitamos, en lugar de seguir promocionando algunos “Quítate-tu-pa-ponerme-yos”, por el sólo hecho de evidentemente ser mejores que otros “Quítate-tu-pa-ponerme-yos”. 
PS. Socialistas: Comunismo es unos pocos manejándole a la nación el legado de la providencia. Libertad es cada quien manejando su cuota parte de ese legado. Estoy seguro que muchos socialistas apoyarían que los ciudadanos, en especial los pobres, reciban su dividendo petrolero, sin tener que mendigarle favores al cacique que está de turno.

OJO: El articulo se refiere a "los candidatos a diputados por los cuales de verdad quisiese votar". De no aparecer éstos en la escena, eso NO significa que no apoyare otros candidatos. Tampoco uno es suicida J



mayo 01, 2015

¿Por qué no tenemos 60.000 diputados? ¿Uno por cada 500 habitantes? Eso si sería democracia participativa.

Nuestra Asamblea Nacional tiene 163-5 diputados. Uno por cada 180.000 ciudadanos. ¡Son muy pocos! Cada uno puede ser sometidos a una influencia concentrada, lo cual puede resultar altamente contraproducente para los ciudadanos. 
Aprovechando los avances tecnológicos me pregunto… ¿porqué no tenemos muchísimos mas diputados, diluyendo el poder central y de esa manera aumentando el poder ciudadano?
Imagínense una Asamblea manejada por la red donde cada 500 ciudadanos tiene un diputado. Eso si significaría una Democracia Participativa.
¿Por qué he de quedar satisfecho con un sistema en el que puedo confiar en el 10% de los diputados del lado que me representa, pero desconfío del otro 90%?
De haber 60.000 diputados de repente hasta confió en muchos del lado que no me representa.

marzo 03, 2015

La posición Kurowski

Gustavo Coronel publicó un artículo titulado "La posición Capriles y la posición López". Sin la modestia que en mi opinión generalmente me caracteriza, decidí fijar la posición Kurowski.
La posición Kurowski… es que no hay nada malo en que coexista la posición Capriles y la posición López, pues ambas trabajan por distintas vías por encontrar una puerta de salida que le permita al país liberarse de este gobierno nefasto, algo que resulta laudable . Lo malo es el gasto de energías cuando estas ambas facciones discuten públicamente entre si.
La posición Kurowski… es que la posición Capriles le indica la posibilidad, a por ejemplo más de un millón de empleados públicos, de una puerta de escape menos traumática para ellos que una salida propiciada por la posición López… lo cual no es malo.
La posición Kurowski… es que la posición López indica con mucha mas certeza, a por ejemplo ese mismo millón de empleados públicos, la necesidad de no quedar identificado como colaborador de gobierno… lo cual no es malo.
La posición Kurowski… es que la posición Capriles es mas soñadora en cuanto busca una transición tranquilaza, mientras que la posición López es, lamentablemente, más realista, por cuanto refleja más la inmensa acumulación de frustraciones, amarguras y resentimientos ocurridos en el país.
De ocurrir algo que indique un reventón de cualquier índole espero y ruego por Dios que la posición Capriles y la posición López se reconcilien en segundos.
De llegarse a la fecha de las elecciones para intentar tal vía, tampoco nada segura, espero que la posición López y la posición Capriles igualmente se reconcilien, totalmente, por lo menos durante 72 horas.
No obstante lo anterior, la posición Kurowski es que ninguno de estos trabaja por lograr la puerta de entrada hacia un cambio fundamental para nuestro país.
La posición Kurowski es que un exceso de ingresos para el gobierno que no viene directamente de los bolsillos de los contribuyentes, sólo garantiza el excesivo poder central que, con sutileza o violencia, abusa, tarde o temprano.
Y por lo cual la posición Kurowski es que resulta indispensable hacerle llegar directamente a todos los bolsillos de los venezolanos las resultas petroleras. Si el gobierno las necesita y se las merece, pues que nos las quiten vía impuestos. Ya es hora que todos vivamos en nuestro propio país y no como hoy, cuando a la mayoría solo les toca vivir en el negocio de otros.
La posición Kurowski es que la responsabilidad de lograr lo anterior recae hoy principalmente en quienes vivieron, gozando y sufriendo, tanto la Cuarta como la Quinta.
La posición Kurowski es que tanto nadar y sufrir, para solo subirnos en la misma playa de siempre, daría una tristeza inmensa pues dejaría en evidencia que el venezolano no nació para ser libre… nació para mandar o ser mandado.

Un papá Estado Venezolano se gano un premio requeté-gordísimo en la lotería. Lo gasto íntegro y nos dejo, su familia venezolana, en la carraplana…¿Y en ése papá debemos seguir confiando que maneje bien nuestras resultas petroleras, ésas que fueron legadas a Venezuela por la providencia? 
¡Qué va! Ya es hora que le pongamos un parado a tales tonterías. Anunciemos ¡La Revolución de los Hijos¡

Si algunos de nuestros hermanos solo quieren gozar, tomar y beberse sus resultas, pues allá ellos. La mayoría sabremos mucho mejor que hacer bien con tales recursos, que un papá Estado jugando a papíto o a maluco con lo nuestro.
Noticiero Digital
EL Republicano Liberal