abril 16, 2009

Pravda, Izvestia y bolívares

Es muy difícil comparar peras con manzanas, o sea comparar bolívares de ayer con bolívares de hoy, por lo cual descompuse el balance del Banco Central de Venezuela en porcentajes. He aquí lo que conseguí para cuando el gobierno actual inició su gestión y el último mes del cual encuentro cifras. Una década completa signada por las resultas petroleras más fabulosas y con las cuales se quedo el Estado… otra vez.

BCV - ACTIVOS Feb 1999 Feb 2009
Activos de Reserva neto de Pasivos de Reserva 77.6% 47.5%
Otros Activos en Divisas neto de Otros Pasivos en Divisas 3.9% 4.6%
Otros Activos en Moneda Nacional 18.5% 47.9%
Total Activos 100.0% 100.0%
BCV - PASIVOS Y PATRIMONIO Feb 1999 Feb 2009
Base monetaria 32.6% 60.5%
Otros Pasivos en Moneda Nacional 30.6% 28.0%
Patrimonio 37.2% 11.5%
Total Pasivos y Patrimonio 100.0% 100.0%

Por supuesto que el balance del BCV de entrada se ve extremadamente debilitado pero, si hemos de centrar la atención en lo más preocupante eso sería el que los Activos de Reserva Netos pasaron de ser 2.4 veces la base monetaria a solo ser 0.8 veces de ellas en febrero del 2009. En otras palabras las defensas del valor del bolívar se han erosionado dramáticamente. ¿Cómo rayos pudo haber pasado eso? La lectura en la muy escueta página web del Banco Central nos da ciertas indicaciones.

Primero. El Fondo para la Estabilización Económica, el FEM, creado con bombos y platillos en 2003 con 700 millones de dólares y recreado con bombos y platillos en 2005, muestra tener solo unos 826 millones de dólares para Febrero de 2009 o sea se quedo en solo bombos y platillos… o sea, se manejo igualito que el Fondo de Inversiones de Venezuela de la Cuarta creado en 1975.

Segundo. Del patrimonio del Banco Central se saco una inmensa cantidad de dinero para un Fonden, a cuenta de ajustarlas a un "nivel adecuado de reservas internacionales". Puede ser que los Activos de Reservas actuales sean las suficientes como para cubrir las necesidades inmediatas del país, especialmente con la política de cupones de racionamiento que parecería ser nos espera a la vuelta de la esquina, pero, lo que sí es seguro, es que el valor de todos los bolívares ya ha sido expropiado, de facto. El único consuelo es que quizás no habrá que importar o racionar papel toilette...

Finalmente también nos queda la monstruosa duda sobre si las cifras que publica el BCV sobre la Reservas… ¿son o no son? ¿Están sus cifras ajustadas al valor mercado? ¿Habrá papel argentino o cubano registrado a valor nominal? Por cuanto excepto el definir unos términos de valorización en un diccionario luego no dicen nada de nada… debemos sospechar que sí. Pero a lo mejor le está prohibido a un BCV rojo-rojito ajustarse al mercado.